Ya escribo Mamá

Mi madre ora por mí,
incluso cuando yo solo oró por mi mismo
Feliz día de las Madre.


Ya escribo Mamá

Qué inmensa alegría
qué felicidad!
al fin he podido
escribir Mamá.

Y esa palabrita
tan dulce y tan tierna,
la escribí muy clara,
muy limpia y correcta.

Y con cuánto orgullo
me gané en la escuela
un cinco muy grande
por esta tarea.