Soneto Vi

Para ese amor divino
que eres tú



San Valentín Día de los Enamorados

Soneto Vi

Todo en mi vida es un presentimiento.
Soy como hoja medio desprendida
Que ya la agita, sin llegar el viento;

Una hoja temblorosa y conmovida.
Amo, sin verla, clara imagen pura;
Y mis ansias, mi angustia y mi tristeza,

Sólo escupen y buscan en la dura
Realidad de la vida a la belleza.
Yo sabré quién espera y quién llama,
Animando el misterio y escondida,
Cuando esta fiebre que a mi ser inflama,

Ciña, por fin, la forma apetecida.

De amor humano hacia el amor divino,
Voy labrando, sin tregua, mi camino.





El paraiso, El primer signo de amor, Arde, Tú y yo, Cómo decirte, Como el cristal, Delirio de enamorados, Detalles, Viento Sordo, Embriagada en tu deseo, Poemas de Amor, Poemas de Amor para Esposos, Poemas de Amistad.