Paternidad
Por tu apoyo, tu cariño, por tus atenciones, tu comprensión, sobre todo por tu paciencia.
Gracias papá del Corazón. Te quiero mucho...
Felicidades papá.



Paternidad

Un viejo triste, huraño, sórdido,
cruzo mi tierra maternal.
Tras lo turbio de sus pupilas
hallé tan sólo ruindad.
¡Cuan malo es! -dije en mí mismo-
¡que no le vea nunca más!
Si no reprimo mis cóleras
los perros le voy a azuzar.

Después -¡oh hermosura de la vida!-
de aquel horrible hombre en pos
iba un niño por el sendero,
y en el sendero una flor.
Un vaso de agua con voz pura
me pidió por amor de Dios;
tembloroso y lleno de lágrimas
dije: -¡Por amor suyo te lo doy!

Era aquel niño vivo y fino
y lindo cual lirio de abril;
a través del cristal yo veía
de su boca el puro rubí.
-Pequeñuelo, te doy mi granja,
mi pan, mi afecto: mora aquí.

-Mi viejo padre gana el pan de cada día
y es dichoso en mi amor.
Yo comprendí…

¡Oh plenitud! Y desde entonces
a ningún padre odio jamás;
toda miseria le redime
una corona paternal.
Quien tiene un niño sublima el mundo
y lo nutre de eternidad!