Gracias Papá por tu humildad

Por tu apoyo, tu cariño, por tus atenciones,
tu comprensión, sobre todo por tu paciencia.
Gracias papá del Corazón. Te quiero mucho...
Felicidades papá.



Gracias Papá por tu humildad

Porque me enseñaste que uno no es más hombre
por ser infalible, sino más humano
y pleno al actuar con honestidad
y reconocer los errores cometidos.

Gracias Papá por permitirme
distinguir que nuestros hijos son los primeros
que en su amor nos comparten la posibilidad de ver,
algo de lo que deseamos transmitirles
y posibilitarles no está funcionando,
ellos nos pueden brindar la clave fundamental
para superarnos en nuestra capacidad de amar.

Gracias Papá por compartir mi desarrollo,
por gozar de mi gozo de aprender
y descubrir las maravillas que el CREADOR
comparte con nosotros, gracias por compartirme
tus experiencias y permitirme darme cuenta
de la finalidad de conocer el universo.

Gracias Papá por brindarme con tu ejemplo
la conciencia y el valorar que el único motivador real
es nuestra manera de vivir, porque comprendí
y comprendo que el ejemplo enrola, invita,
crea la posibilidad de que otro ser viva,
goce y produzca el deseo de crear y de amar.

Gracias Papá por ser mi entrenador
que junto con mi mamá me capacitaron
y capacitan para la vida,
gracias por abrirme la posibilidad de tener fe
y confianza en mi mismo,
por no haberme hecho sentir a prueba,
Si no pleno de libertad,
al saberme amado incondicionalmente.

Gracias Papá por decirme siempre la verdad,
por hacerme sentir digno de confianza
y capaz de comprenderte y comprender el mundo.
Gracias por decirme tus puntos de vista,
a pesar de que sabías que me enojaría,
gracias por ubicarme en la “realidad”,
por indicarme cuando actúo
en forma contraria a lo que digo.

Gracias Papá por marcarme los límites de la vida,
por no darme lo que yo podía conseguir,
por posibilitarme a ser independiente.
Gracias por enseñarme a pescar
y por no darme el pescado.

Gracias Papá porque con tu ejemplo,
con tu forma de vivir como esposo,
me brindaste la posibilidad de que aprendiera
a amar a mi pareja.
Gracias Papá por invitarme a vivir el matrimonio
como la máxima expresión de amar que existe entre dos seres.

Gracias Papá porque en tu forma de ser hermano,
me enseñaste y me posibilitas
a vivir el amor entre mis hermanos.
Gracias Papá por tenerme la confianza
y platicarme el por qué vives,
cuáles son tus proyectos de vida,
sus proyectos como pareja, el por qué
nos quisieron invitar a la vida

Gracias Papá por no sentirte superior
a nosotros tus hijos, al no esperar
que te obedeciéramos por ser la autoridad,
gracias por no imponernos tus ideas,
gracias por permitirme elegir mi vida,
gracias por brindarme la libertad de elegirte como mi guía.

Gracias Papá por todo el amor que me brindaste
y sigues brindándome en mi memoria,
y en los hábitos que sin conciencia te copié,
gracias papá por cada momento de amor que me brindaste.
Gracias porque tu espíritu ilumina mi vida.

Y a todos los padres del mundo…
Gracias papás porque sabemos que han hecho todo lo que
está a su alcance para amar a sus hijos!