Dios te bendiga

Eres la única persona del mundo que siempre está de forma incondicional.
Si te rechazo, me perdonas. Si me equivoco, me acoges.
Feliz día de las Madres


Dios te bendiga

Madre mía, si algún día
Dios me privara de verte.

Mi vida estará en la muerte
tras una corta agonía....

Porque la esperanza mía,
es estar siempre a tu lado
para animarte a vivir.

Que para mi porvenir,
bastante que has trabajado.

Es en esta madrugada,
antes de ir a casita.

Que te escribo, mi viejita,
Con el alma entusiasmada.

Seguro estoy que, cansada
De esperarme te has dormido.

Pero tu hijo querido
no te olvida ni un momento,
te lleva en su pensamiento
Como pichón en su nido.

Pero te adoro, viejita,
Porque sé cuánto has sufrido.

Por el hijo tan querido
que siempre gritó: ¡bendita!
La esperanza es infinita
y nunca te he de olvidar.

Después de tanto luchar
En la vida transitoria
¡ Dios me condujo a la gloria
ayudándome a triunfar!.