Cinco letras benditas por Dios
Mi madre encuentra la felicidad cuando yo la encuentro.
Cuando yo vivo algo hermoso,
lo vive a través de mi experiencia.




Cinco letras benditas por Dios

Cinco letras solas encierran un nombre
cinco letras en un corazón,
cinco letras acunan ternura,
mejillas rosadas llenas de emoción.

En el jardín de la vida es perfume, es la flor
es la calma en las tormentas, y la luz del tibio sol.
Tus manos cansadas trabajan sin igual,
tus noches en vela, protegen mi andar.

Cuantas noches de insomnio te hicimos pasar,
cuantas lágrimas ocultas, para un bello despertar.
es el ángel bueno de tu santo hogar
mujer generosa, para demostrar.

Tus hilos de plata te acompañarán
y tus sabios consejos, nos bendecirán.
En un corazón de madre es infinito su amor,
disfrútala día a día, y agradécele al Señor,
ese tesoro divino que en un beso, ella te dió.

Si con el pasar del tiempo muy gastadita quedó
trátala con cariño, que su vida te entregó.

Y si ya no está contigo por que un día se durmió
con una sonrisa en los labios, y paz en su corazón
recuérdala inmensamente y aliviate ese dolor,
con aquel rosario blanco que una vez te regaló.

¡Ya no sufras, no te apenes! por tus días sin su amor
pues ella te estará esperando,
en el cielo junto a Dios.

Y así quedó formada, en este simple papel
una palabra imborrable, con alma de mujer
que siempre quedará grabada, en el fondo de mi ser.

Esa palabra tan bella y que provoca emoción
se llama madre, madre tan solo
y brota del corazón.