Carta al cielo

Si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta.
Si estoy feliz, celebras conmigo. Si estoy triste,
No sonríes hasta que me hagas reír.



Carta al cielo

No hay nada comparable
a tu amor y devoción
la más abnegada de las madres
siempre cariñosa y tan amable
y en tus labios había siempre una canción.

Te escribo hoy esta carta
para tí mamita linda,
pidiéndote desde arriba,
me dejes ver tu rostro tan querido
y me des tu sonrisa y bendición.

Hay lágrimas en mis ojos
pero no, no te preocupes,
es solamente recordando...
Cuando yo era tu niña
y me arrullabas en tus brazos
y me cantabas una canción.

Por favor mamita linda,
no hagas caso a estas lágrimas
¿ves?... ahora sonrío.
Quiero que me cantes una canción.

¿Sabes? Hoy es el día de las madres
recibe un abrazo y muchos besos
de tu hija que siempre
te lleva muy adentro de su corazón.