Benditas sean las Madres

Ninguna lengua es capaz de expresar la fuerza.
La belleza y la heroicidad de una madre.




Benditas sean las Madres

Bendita sea la Madre, que pueda ser amada
y bendito sea el hijo, que pueda darle un beso.
La mía sufre en vano y espera mi regreso...
un regreso que quema, como una llamarada.

¡ Bendita sea la Madre, que viva en un país,
rodeada de sus hijos, para ser adorada !
Mi noche es tormentosa y es triste mi alborada,
porque un tirano quiso, que mi rosa hoy sea gris.

Bendita sea la Madre, cuyo hijo no muere,
frente a los paredones, de un tirano asesino!

Yo doy gracias al cielo y me aferro a mi sino,
porque nos da la vida, para que la venere.

Pero qué triste es ver, una tumba olvidada,
donde un hijo no pueda, colocar una flor,
para rociarla luego, con llanto de dolor,
ni plantar una rosa, para su Madre amada.





Mujer luchadora | Eres mi estrella | Tu pequeño rostro | Estoy Serena
Para tí, mujer trabajadora | Amor Filial | Muerta | Amor que brota
Un ángel caído del cielo | Para ti | A una rosa temprana