A luchar en la vida

El amor de una madre.
No contempla lo imposible.



A luchar en la vida

Tan suave es su caminar
y firmes sus pisadas,
que no teme a las caídas,
mas el deseo de proteger
lo querido la lleva
a luchar en la vida.

Es ella la luz
que enciende mi camino,
es la fuerza que me impulsa
y la conciencia
que dirige mi sentido.

Es quien mitiga el dolor,
con sus palabras
otorga saberes,
con sus vivencias
da lecciones
que no se olvidan.

Al dormir es ella
quien vela nuestros sueños,
durante el día
aguarda ansiosa
la llegada de sus hijos
después de un día de escuela,
por ello su amor es
invaluable e inagotable,
rompe barreras y cruza fronteras.

Ella... ella es la flor más bella
que he conocido,
lo suave de sus manos
el perfume de su piel.

Ella... ella es
la estrella resplandeciente
que Dios me ha prestado,
es el timón que dirige mi destino.

Ella... ella es
quien hizo al ser humano
que brinda su admiración.
Es una bella canción...
es mi amiga y confidente,
ella es... mi madre.