Gabriela Mistral, El Ruego
Los Sonetos de la Muerte, Dios lo Quiere, Desolación



Gabriela Mistral, El Ruego, Los Sonetos de la Muerte, Dios lo Quiere, Desolación

Señor, tú sabes cómo, con encendido brío, por los seres extraños mi palabra te invoca. Vengo ahora a pedirte por uno que era mío, mi vaso de frescura, el panal de mi boca,

cal de mis huesos, dulce razón de la jornada, gorjeo de mi oído, ceñidor de mi veste. Me cuido hasta de aquellos en que no puse nada; ¡no tengas ojo torvo si te pido por éste!

Te digo que era bueno, te digo que tenía el corazón entero a flor de pecho, que era suave de índole, franco como la luz del día, henchido de milagro como la primavera.

Me replicas, severo, que es de plegaria indigno el que no untó de preces sus dos labios febriles, y se fue aquella tarde sin esperar tu signo, trazándose las sienes como vasos sutiles.

Pero yo, mi Señor, te arguyo que he tocado, de la misma manera que el nardo de su frente, todo su corazón dulce y atormentado ¡y tenía la seda del capullo naciente!

¿Que fue cruel? Olvidas, Señor, que le quería, y él sabía suya la entraña que llagaba. ¿Que enturbió para siempre mis linfas de alegría? ¡No importa! Tú comprende: ¡yo le amaba, le amaba!

Y amar (bien sabes de eso) es amargo ejercicio; un mantener los párpados de lágrimas mojados, un refrescar de besos las trenzas del cilicioconservando, bajo ellas, los ojos extasiados.

El hierro que taladra tiene un gustoso frío, cuando abre, cual gavillas, las carnes amorosas. Y la cruz (Tú te acuerdas ¡oh Rey de los judíos!) se lleva con blandura, como un gajo de rosas.

Aquí me estoy, Señor, con la cara caída sobre el polvo, parlándote un crepúsculo entero, o todos los crepúsculo a que alcanza la vida, si tardas en decirme la palabra que espero.

Fatigaré tu oído de preces y sollozos, Lamiendo, lebrel tímido, los bordes de tu manto, y ni pueden huirme tus ojos amorosos ni esquivar tu pie del riego caliente de mi llanto.

¡Di el perdón, dilo al fin! Va a esparcir en el viento la palabra el perfume de cien pomos de olores al vaciarse; toda agua será deslumbramiento; el yermo echará flor y el guijarro esplendores.

Se mojarán los ojos oscuros de las fieras, y, comprendiendo, el monte que de piedra forjaste llorará por los párpados blancos de sus neveras: ¡toda la tierra tuya sabrá que perdonaste!
Gabriela Mistral


Estamos en este mundo como en un mar
borrascoso, como en un destierro,
en un valle de lágrimas. María es
la estrella del mar, el consuelo de
nuestro destierro, la luz que nos
indica el camino del cielo enjugando
nuestras lágrimas.
San Juan Bosco

El Señor nunca deja de inspirar al alma
lo que debe hacer, siempre que ella le
escuche en vacío de todo lo suyo.
Madre Maravillas de Jesús

La muerte es dulce;
pero su antesala, cruel.
Cela

La muerte como final de tiempo
que se vive sólo puede causar
pavor a quien no sabe llenar
el tiempo que le es dado a vivir.
Frankl

El perdón es una decisión,
no un sentimiento, porque cuando
perdonamos no sentimos más la ofensa,
no sentimos más rencor. Perdona,
que perdonando tendrás en paz tu
alma y la tendrá el que te ofendió.
Madre Teresa de Calcuta


Poemas de Gabriela Mistral

Besos
Todas Ibamos a Ser Reinas
País de la Ausencia
Los Sonetos de la Muerte
Dios lo Quiere
Gabriela Mistral, Nocturno
Gabriela Mistral Los Que No Danzan
Gabriela Mistral Vergüenza
Yo Canto lo Que Tú Amabas
Gabriela Mistral, Piececitos
La Flor del Aire
Gabriela Mistral, El Ángel Guardián
Gabriela Mistral, Riqueza
Gabriela Mistral Carisias
Madrecita Mía Gabriela Mistral
La Madre Triste
Gabriela Mistral, Desolación
Gabriela Mistral, Desvelada
Gabriela Mistral
Gabriela Mistral Cancion Amarga
Poemas de Gabriela Mistral
Gabriela Mistral, Intima
El Amor Que Calla
Gabriela Mistral, El Ruego
Gabriela Mistral, Balada
Gabriela Mistral, Adiós
Gabriela Mistral, Muro
Pais de la Ausencia
Apegado a Mí
Gabriela Mistral, Intima
Reina de los Besos Manuel Manuel Machado
La Oración de la Maestra
Los Sonetos de la Muerte
Gabriela Mistral, Interrogaciones
Volverlo A Ver
Gabriela Mistral, La Casa
Postales de Amor con Poemas

Gabriela Mistral, El Ruego, Los Sonetos de la Muerte, Dios lo Quiere, Desolación


Cuentos Para Pensar

Angeles Celestiales

Tarjetas Postales Con Poesías y Canciones de Amor

Amor y Secretos Tarjetas Postales y Poesías Gratis

Tarjetas Postales de Amor con PoesiasTarjetas Postales de Amor con Poesias

Poemas del Amor Ajeno Postales de Amor con Poemas y Musica Los Motivos del Lobo Ruben Dario y las Poemas Solamente Una Vez Ame en la Vida Amor Eterno Perfume de Gardenia Sombras Nada Mas Venus Ruben Dario Mia Ruben Dario Poemas Postales y Canciones Romanticas de Amor Tarjetas Postales Con Poesias y Canciones de Amor A Margarita Debayle Poemas de Ruben Dario Ruben Dario Cancion de Otono en Primavera Ruben Dario Don Quijote La Marcha Triunfal Ruben Dario Cuerpo de Mujer Poemas de Pablo Neruda Mujeres Silvio Rodriguez Carne, Celeste Carne de la Mujer Ciencia de Amor

Google Search | Yahoo | Altavista | MSN | AOL | DMOZ |
Excite | Lycos