Vicente Aleixandre
Destino Tragico

El Olvido, En La Plaza, Adolescencia, La Muerte,
Como La Mar Los Besos, Mano Entregada, Los Besos,
Unidad en Ella, Paginas Romanticas, Poemas Romanticos



Vicente Aleixandre Destino Tragico, El Olvido, En La Plaza, Adolescencia, La Muerte, Como La Mar Los Besos, Mano Entregada, Los Besos, Unidad en Ella, Paginas Romanticas, Poemas RomanticosA Ese Libro Solitario Poemas Para Los Latinos

Destino Tragico

Pero el mar es distinto.
No es viento, no es su imagen.
No es el resplandor de un
beso pasajero, ni es siquiera
el gemido de unas alas brillantes.

No confundais sus plumas,
sus alisadas plumas, con el torso
de una paloma. No penseis en
el pujante acero del aguila.
Por el cielo las garras poderosas
detienen el sol. Las aguilas
oprimen a la noche que nace,
la estrujan, todo un rio de ultimo
resplandor va a los mares,
y la arrojan remota, despedida,
apagada, alli donde el sol de
manana duerme ninio sin vida.

Pero el mar, no. No es piedra,
esa esmeralda que todos amasteis
en las tardes sedientas.
No es piedra rutilante toda labios
tendiendose, aunque el calor tropical
haga a la playa latir, sintiendo el
rumoroso corazon que la invade.

Muchas veces pensasteis en el bosque.
Duros mastiles altos, arboles infinitos
bajo las ondas adivinasteis poblados de
unos pajaros de espumosa blancura.
Visteis los vientos verdes inspirados
moverlos, y escuchasteis los trinos
de unas gargantas dulces:
ruisenor de los mares, noche tenue sin luna,
fulgor bajo las ondas donde pechos heridos
cantan tibios en ramos de coral con perfume.

Ah, si, yo se lo que adorasteis.
Vosotros pensativos en la orilla,
con vuestra mejilla en la mano aun mojada,
mirasteis esas ondas, mientras acaso
pensabais en un cuerpo: un solo cuerpo
dulce de un animal tranquilo. Tendisteis
vuestra mano y aplicasteis su calor a la
tibia tersura de una piel aplacada.
Oh suave tigre a vuestros pies dormido!

Sus dientes blancos visibles en las fauces
doradas, brillaban ahora en paz. Sus ojos
amarillos, minusculas guijas casi de nacar
al poniente, cerrados, eran todo silencio
ya marino. Y el cuerpo derramado, veteado
sabiamente de una onda poderosa, era bulto
entregado, caliente, dulce solo.

Pero de pronto os levantasteis.
Habiais sentido las alas oscuras, envio
magico del fondo que llama a los corazones.
Vicente Aleixandre


Adolescencia

Vinieras y te fueras dulcemente,
de otro camino a otro camino. Verte,
y ya otra vez no verte.
Pasar por un puente a otro puente.
El pie breve, la luz vencida alegre.
Muchacho que seria yo mirando
aguas abajo la corriente,
y en el espejo tu pasaje
fluir, desvanecerse.
Vicente Aleixandre


Otros Poemas de Vicente Aleixandre:

El Olvido, En La Plaza,
La Muerte, La Selva y El Mar

Hagamos Un Trato Mario Benedetti
El Amor No Perdona
Sellado Con Un Beso

Como La Mar Los Besos
Vicente Aleixandre

Cancion Ultima Miguel Hernandez

Mano Entregada
Poemas de Vicente Aleixandre

Tarjetas para un Adios

Los Besos
Poemas de Vicente Aleixandre

Cuando El Amor No Dice La Unica Palabra
Gloria Fuertes
Fuentes

Paginas Romanticas,
Unidad en Ella
Vicente Aleixandre

Piel Canela Eddie Gorme y Los Panchos
Canciones con Letras y Postales
Agua Sexual
Cuentos Para Reflexionar
Cuentos Para Pensar
Mano Entregada Poemas de Vicente Aleixandre
Silvio Rodriguez Musica con Guitara
Gabriela Mistral Poemas de Amor
Gil Vicente En la Huerta Nace La Rosa
Datos Historicos Sobre Dos Presidentes
Tres Cuentos, Regalos y Deseos
Sentimientos
Pensamientos
Federico Garcia Lorca Poesias Romanticas
Poemas de Desamor
Poesias de Juana de Ibarbourou
Cartas de Amor Poemas de Jose Angel Buesa
Poemas de Antonio Machado
Poemas de Manuel Machado

Postales Musicales de Amor
con Poemas Romanticas

Poemas Romanticos Para Los Latinos
Tarjetas Postales Con Poesias
y Canciones Romanticas de Amor




Reina de los Postales de Amor

Cuentos Para Pensar

Angeles Celestiales

Google Search | Yahoo | Altavista | MSN | AOL | DMOZ